Talde de Sakana: Sobre la utilización de la imagen del gudari Jose Inazio Erdozia "Axio"

Publicado el Mié, 16/10/2019 - 20:30

Observamos cómo condicionar ciertos parámetros emocionales consigue unos resultados, de otra forma, impensables. Pero cuándo ni aún así se logra, la falta de sensibilidad y empatía arrasa contra cualquier atisbo de sentimiento. Difuminando la parte humana en pro de la estrategia a la que se sirve. 

Esta vez, el ataque sufrido por la familia de Axio, ante su negativa a permitir su utilización partidista en la propaganda impuesta por SORTU, supone un abuso que evidencia el reflejo de un postura totalmente totalitaria. Llegándose así a banalizar lo que su muerte significa para quiénes, esa ausencia, está siempre presente incrustada en sus vidas y no solo en fechas concretas. 

La apropiación de la imagen de Axio, militante de ETA muerto en un enfrentamiento en 1979, por parte de SORTU o de quién se acomode en su espectro político, busca servirse de su relato y confundir. El fin es conseguir un rédito político, un tanto al “haber” en su estrategia. Esa que les lleva a intentar otorgarse la representación absoluta del pueblo y amordazar, lo que se empeñan en llamar disidencias, ninguneando cualquier resquicio de desacuerdo. 

Axio y sus compañeros fueron, en sí mismos, sus decisiones y su sacrificio mientras estaban. Son, lo que dejaron mientras pudieron elegir. Siguen siendo quiénes eran porque no se expresaron de otra manera y por ello, les debemos el respeto a la coherencia con la que vivieron. 

El enfrentamiento de SORTU con la familia de un militante de ETA, ha dejado al descubierto que el partido impone, por encima de toda consideración moral, esa desgarradora incoherencia por la que, en un acto, pide perdón por su militancia, a la vez que en otro, enaltece esta cuándo la ocasión lo precisa. Buscando que se asuma la obviedad que le impide hacer homenajes a militantes caídos, mientras rinde sus respetos a quién considera sus “victimas” 

Se pasa sin pudor, sobre la negativa familiar de hace dos años, dónde se incluyeron penosas búsquedas de enfrentamiento familiar, a imponer ahora, cuándo esta misma denegación sigue manteniéndose. Para ello, se amoldan las directrices y se vira hacía dónde haga falta. Esto no es tener talante democrático, ni negociador y pasa factura. 

Estos días, ha sido el ataque emocional a quienes disienten de vuestra deriva y esto, no debe seguir pasando. Algunos de vosotros os estáis equivocando. 

No puede saberse dónde estaría Axio, ni si desearía verse impuesto en ese cartel de SORTU. Pero no hay ninguna duda de cuál era su camino cuándo perdió la vida por lo que creía justo luchar. Y a ello nos debemos porque, hace tiempo ya, que dejó de coincidir con el vuestro. Ni en las formas ni en el fondo. ¿Os figuráis que os sintáis ateos en vuestras convicciones personales y con el paso del tiempo y después de vuestra muerte, parte de quién era tu gente, se identifique con postulados creyentes y decidan honrar tu memoria con alguno de sus ritos religiosos? 

Pues en eso estáis porque en el fondo os da igual el militante. No se quiere ni se respeta a quién se ningunea en sus planteamientos y se percibe como un número más. Otra foto en la pancarta. Esas que solo es cuestión de colocar, sin problema de espacio acotado ni lugar inconveniente. ¡Cómo han cambiado las cosas! ¡Antes no nos dejaban, ahora, no nos dejáis! 

No habéis respetado la petición explicita de la familia, a pesar de reiteradas llamadas durante todo el día en el que se impuso su foto en esa pancarta. Después del dolor de verse obligada, como tantas otras, a soportar la línea de arrepentimiento seguida y con ello, el menosprecio al sacrificio de quiénes murieron luchando. Ese desdecirse que, desde un principio, han dejado claro que no iba con el ideario de Axio y que tampoco la familia comparte. 

Pero la imposición se instauró en quiénes se erigen como víctimas de quiénes no pueden estar de acuerdo con unas prácticas, en las que aplauden y sirven a un sistema que les percibe como perdedores. Sin nada que conseguir porque han vendido todo a cambio de humo. Humo en el que se oculta los intereses de un@s poc@s ¡Escaso valor el que se otorga al dolor de este pueblo! 

La conciencia de revolución de la que hacéis gala, debe imponer la verdad en todo momento y cuándo a una familia se le responde con un “no debo pedir permiso a nadie” no se debe adornar ni esquivar responsabilidades. La consigna debe ser el respeto y no la imposición. 

Nos tendréis para debatir a puerta abierta cuándo queráis, ya se os dijo. Es el único juego político que se permite este pueblo. Con respeto y sin mentiras. 

Axio desapareció con solo 26 años pero nos dejó la coherencia en su lucha y la solidaridad con su gente. Dejadle dónde está ya que sois vosotr@s quiénes os habéis alejado. No empujéis a nadie que no pueda elegir ir por sí solo. Ni es legítimo, ni moral.

En Sakana, a 16 de octubre de 2019.

Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión de Sakana.