Iñaki Bilbao se negará a salir esposado a las visitas


Está en la cárcel de Puerto III Publicado el Jue, 30/05/2019 - 01:48

Mediante esta nota queremos dar cuenta de unan nueva medida adoptada por la cárcel de Puerto III, ya que afecta directamente a las condiciones de vida del preso político de Lezama Iñaki Bilbao “Txikito”.

Según la información que ha proporcionado a sus allegadxs, Iñaki recibió la visita del Subdirector de Seguridad el pasado martes y, en ella, el carcelero le hizo saber que a partir de ese momento todos los presos del módulo de aislamiento irán esposados cada vez que los saquen de su galería.

Eso quiere decir que también a las visitas llevarán esposados a los presos. Iñaki rechaza aceptar semejante medida y, como consecuencia de ello, a partir de ahora no podrá recibir visitas de familiares y amigxs.

Hay que aclarar que en el módulo de aislamiento de la cárcel de Puerto III hay 10 galerías, la mitad de ellas de cinco celdas y la otra mitad de diez, las cortas a un lado y las largas al otro. También la longitud de cada patio se corresponde con las celdas, es decir, con la de diez o cinco celdas.

Asimismo, hay que subrayar que los presos que permanecen en el módulo de aislamiento de esa cárcel solo lo abandonan en caso de tener que acudir a la enfermería, y que para acudir a las visitas ni siquiera eso, ya que las hacen en el mismo módulo, aunque si tienen que salir de su galería.

A la hora de tomar esta medida la cárcel ha puesto excusas sobre seguridad, y decimos excusas porque las galerías son auténticos bunkers: en cada galería hay dos cámaras para filmar, también los pasillos que van de galería a galería son grabados durante las 24 horas del día.

Nunca hay contacto directo entre los carceleros y los presos porque siempre están separados por alguna puerta, valla, cristal blindado o rastrillo (puerta corrediza), salvo cuando van a las visitas, a las que acuden acompañados por varios carceleros. Por último, un preso que se encuentra en la quinta galería tiene que pasar ocho puertas y rastrillos para llegar desde su celda al locutorio de visitas, y el que tiene delante nunca se abre hasta que el que ha dejado atrás se cierra.

Por lo tanto y siendo la de la seguridad una excusa, esta es una de las medidas represivas que desde hace tiempo han venido solicitando los sindicatos ultraderechistas de carceleros, una vez más en la cárcel experimental de Puerto III y nuevamente estando el PSOE en el Gobierno español, demostrando que llega a ser más cruel que el PP.

Hace ahora dos años le aplicaron a Iñaki la primera fase del primer grado, el más duro de los que se pueden aplicar en la cárcel (algunos meses más tarde le volvieron a pasar a la segunda fase del primer grado), y además le prohibieron comunicarse con tres de sus allegadxs con la intención de aislarlo aún más.

Esa prohibición contra sus allegadxs produjo que nuevxs solidarixs acudieran a visitar a Txikito para intentar romper su aislamiento. Sin embargo, con esta nueva medida han decidido endurecer la tortura crónica contra Iñaki, dejándole en la práctica sin visitas.

También hay que destacar que Txikito es el preso político vasco que más años de cárcel cumplidos acumula, sumando a los 18 y medio de su primera etapa preso, los 17 que lleva en esta segunda. En total lleva más de 35 años en la cárcel.

Por otro lado, debemos recordar que la de Puerto III ha sido una auténtica cárcel de exterminio desde el mismo momento de su apertura, y que desde el principio ha sido utilizada para experimentar con los presos políticos vascos. El régimen impuesto es de sobra conocido por su dureza, y los carceleros lo son por su actitud militante fascista. En mayo de 2010 le dieron una paliza al elorriarra Arkaitz Bellon, quien después aparecería muerto en Puerto I, y el año pasado murió en ella, asesinado por la política penitenciaria, Xabi Rey, además dos presos sociales. 

El de Puerto III es uno de los ejemplos más claros de que la cárcel es una institución que pretende romper a la persona y que los presos políticos renuncien a su militancia, dejando al descubierto que los mayores delincuentes y asesinos son aquellos que sustentan las cárceles.

El Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión quiere denunciar la situación de Iñaki Bilbao y la actitud de la dirección de Puerto III. Llevan largos años manteniendo a Txikito en una situación extrema con la intención de asesinarle silenciosamente. Para terminar con situaciones como ésta es necesaria la presión y la implicación de todos y todas, y será la lucha, como lo ha sido hasta ahora, la forma más efectiva para hacer frente a estas salvajadas de los estados.

En Euskal Herria, a 30 de mayo de 2019.

Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión.