Foro Social, también educador de la política del capital (III)

Publicado el Dom, 07/02/2021 - 13:00

El mes pasado escribíamos sobre el Foro Social vasco. Hoy hemos sabido que el “Foro social de Bilbao” condena los recibimientos a las y las ex “personas presas” vascas. Todo ello en favor de la “paz” y la “convivencia”. Seguimos manteniendo que es un instrumento imprescindible del capital y sus aliados tácticos y estratégicos. Según van desarrollando su discurso, queda en evidencia su papel de educadores de la filosofía y valores de la democracia capitalista francesa y española.

Cuando hablan de personas presas que deben reinsertarse en la sociedad vasca, están hablando en nombre del capital, de su sistema y de la burguesía. El Foro Social forma parte de los encargados de vestir la rendición y la sumisión al Estado del capital de los que lucharon por una Euskal Herria socialista. Lógicamente seguirán vendiendo los valores del capital y de la burguesía para los que osen continuar peleando de una u otra manera por la Revolución Socialista Vasca. En realidad, junto con otras y otros son verdaderos soportes de la represión. 

Para ello hablan de paz, integración, convivencia, diversidad, etc. Estamos seguros que todos ellos y ellas tienen lo suficiente para vivir y estar agradecidas al sistema que defienden. Si no es así, es imposible de entender que alimenten el discurso de quien ocupa y oprime a la clase trabajadora y resto de capas populares vascas. No hay proletario (ni vasco ni de ningún lugar), con conciencia de tal, que defienda a quien le reprime, ocupa y explota.

A la vez que nos animan a seguir las reglas de las democracias capitalistas que nos ocupan, ocultan la lucha de clases y la lucha por la supervivencia de la clase obrera vasca en sus dos vertientes, nacional y de clase. Para ello ocultan la realidad política y social manteniendo el discurso más retrógrado. Hoy en día, este discurso es seguido por cualquier partido, sindicato, organismo u otros adscritos al sistema. Nadie de todos ellos puede saltarse las normas del sistema sin que su situación personal o grupal/colectiva quede exenta de la represión. 

Euskal Herria y su nación obrera vasca son los primeros sujetos reprimidos. Dicho esto, hoy en día sobran otros ejemplos. Dentro y fuera de Euskal Herria. Mencionaremos algunos casos: Actuación de las diferentes policías por manifestarse ante los despidos… (Barakaldo…), por “delitos” de opinión (Hasel en Catalunya), por la menor reivindicación que cuestione la ocupación en Euskal Herria…, por manifestarse ante el fascismo (en tantos y tantos lugares), atacados por ser jóvenes…  (como ocurre en Donostia y otras muchas localidades vascas), el cierre entre el sur y norte de Euskal Herria… Toda esta actuación político-policial trae sus consiguientes condenas, represión, heridos, multas, sufrimiento, etc.

En poco tiempo, el capital, la pequeña y mediana burguesía y la socialdemocracia nos han hecho retroceder a los años de la reforma democrática en el Estado español (1978). A la vez que la socialdemocracia denuncia una vuelta al régimen del 78, la desarrolla en su praxis más cualificada y visible. La falta de acciones y dinámicas nacionales vascas y de clase las complementan con su actividad institucional colaboracionista.

No es de nuestro gusto volver a cuestiones de las que, de alguna manera, hemos opinado/denunciado. A su vez, entendemos que mientras el capital, sus aliados y colaboradores mantengan su praxis en vigor encontrarán también nuestras reflexiones.

Amnistía Total

Por la Independencia y el Socialismo.

Movimiento Por la Amnistía y Contra la Represión - 07-02-2021