Entrevista a dos militantes


Entrevista a Lorea y Jon, ex huida y ex preso políticos vascos y militantes del Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión Publicado el Vie, 22/04/2022 - 17:45

- La primera pregunta es previa a la propia entrevista ¿Por qué no queréis dar más datos acerca de vuestra identidad?

No es cuestión de temor o de una medida preventiva ante la represión. Somos conscientes que los dos Estados que nos ocupan y explotan, así como la burguesía vasca, son capaces de hacer cualquier cosa sin que nada lo impida. Así que no somos militantes clandestinas.

Por otro lado, hace un tiempo que en el Movimiento no hay portavoces oficiales. Pensamos que no necesitamos la representación nominal oficial para hablar de nuestro Movimiento, nuestras dinámicas o línea política.

El movimiento se expresa por medio de notas de prensa, propaganda, concentraciones, manifestaciones o, como en este caso, en el formato de entrevista. Por otro lado, en este caso en concreto, creemos que los/as ex represaliados no somos más que nadie.

- ¿Cómo os sentís en cuanto a vuestra reincorporación a Euskal Herria?

Lo hemos hablado más de una vez en estos últimos años. El cambio de la cárcel al exterior y en concreto a Euskal Herria es fuerte. Son un montón de sensaciones humanas en general, personales en particular y, por supuesto, políticas.

Cada caso es un pequeño mundo que depende de muchas circunstancias. Estas últimas no siempre dependen de nosotras mismas. En todo caso sí es una decisión personal hacer frente a la vida, al propio sustento y a la militancia política.

- ¿Qué opinión tenéis sobre los acontecimientos de los últimos años en lo que respecta a la independencia nacional y social de Euskal Herria?

Lo real es que hace unos años ningún militante político vasco encarcelado hubiera pensado nunca que entregaríamos a Euskal Herria y el futuro del pueblo trabajador vasco a los que nos niegan como pueblo y como clase.

En ese sentido son claros los dos lados de la barricada. Por un lado, están los que se han integrado en los sistemas español y francés. Esto lo han hecho con todas las consecuencias tanto a nivel nacional como social. Por otro lado, están las fuerzas/estructuras que han ido naciendo y desarrollándose fuera de la claudicación socialdemócrata y colaboracionista. Estas apuestan por el Estado Socialista Vasco y, en ese sentido, compartimos dicho objetivo.

- ¿Habéis tomado posición política hacia alguna estructura, o pensáis que habría que crearla, además de militar en el Movimiento?

Po un lado pensamos que hay suficientes estructuras políticas revolucionarias en Euskal Herria. Por otro, militar en el Movimiento no impide tener compromisos con otras estructuras que, a priori, tienen los mismos objetivos. Así de claro y sencillo lo vemos.

- ¿Cuál es el rol que debe jugar el Movimiento Pro la Amnistía y contra la Represión en la nueva insurgencia revolucionaria vasca?

Nuestro Movimiento no pretende hacer dirección política sino desarrollar una dinámica pro amnistía y antirrepresiva en tanto que sector del Movimiento Popular vasco. Esto es, no nos consideramos una organización de vanguardia.

- ¿Qué opinión tenéis ante la necesaria coordinación o alianzas entre el diverso sector revolucionario que pretende una Euskal Herria Socialista?

La cuestión de la coordinación nos parece necesaria. Si no se realiza a día de hoy, hay que intentarlo. En cuanto a las alianzas hay que diferenciar entre las tácticas y las estratégicas. En principio parece que las alianzas tácticas deben ser más fáciles de lograr que las estratégicas. Nada es fácil, pero pensamos que las estratégicas conllevan dificultades añadidas. Quizá estas últimas se resuelvan con la práctica, el tiempo y diversas condiciones objetivas y subjetivas. En todo caso, tanto para la coordinación como para las alianzas es determinante llevar a la práctica la voluntad política de hacerlas.

- ¿Qué papel tiene el Movimiento cara a esas estructuras revolucionarias vascas?

Como decimos, nuestra actividad política está concretada en el sector pro amnistía y contra la represión del Movimiento Popular. Asimismo, somos una dinámica más de ese sector, no la única. Desde esa perspectiva no interferimos en las actividades de otras estructuras.

- ¿Cuáles son las claves del trabajo de coordinación o de las alianzas entre diferentes estructuras?

En primer lugar, especificamos que hablamos sobre todo de estructuras políticas que tienen objetivos estratégicos comunes tanto nacionales como de clase. A raíz de ahí, pensamos que es necesario tener la voluntad política de llevarlas a buen término. En ese sentido, es imprescindible mantener el mutuo respeto, confianza, comprensión y flexibilidad.

- Para finalizar ¿queréis decir algo más?

Sí. Entre otras muchas cosas, tener presentes en nuestros problemas cotidianos y en nuestra diaria militancia que todavía hay deportados y muchos presos y huidos políticos y políticas fuera de Euskal Herria. Militantes políticos que mantienen la dignidad y la conciencia política que muchas y muchos han perdido en Euskal Herria.

Nuestra opción, y también la forma de ayudarles, es seguir luchando por la amnistía, por una Euskal Herria socialista, es decir, por el Estado Socialista vasco.

También llamar la atención de la huelga de hambre que está desarrollando en Venezuela frente al consulado español el huido político vasco Asier Guridi. En el 2022, cuando la socialdemocracia vasca trabaja por la consolidación del PSOE-GAL, un huido político vasco está en huelga de hambre para que se reconozca oficial y jurídicamente su identidad.

Amnistía Total. Por la independencia y el socialismo, por la construcción del Estado Socialista Vasco

Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión