Derechos Humanos y Diversidad. Memoria, reconocimiento y política penitenciaria

Publicado el Sáb, 05/06/2021 - 10:02

Esos parecen ser los ejes de actuación del gobierno que gestiona los intereses de España en las 3 provincias de “Euskadi”. Esto es lo que, a bote pronto, manifestamos desde el Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión.

Derechos Humanos. Lo que no se menciona es garantizar por encima de todo el derecho al estudio, al trabajo, a la salud, a un sueldo y viviendas dignas, a organizarse… Por lo tanto, entendemos que todos esos derechos habrá que conquistarlos y para ello enfrentarse a la represión. La conclusión que sacamos es que pretenden ahondar en las dinámicas de siempre, que, como decimos, solo traerán desgracias para la clase obrera vasca.

Diversidad. Otro cuento para esconder la lucha de clases. Ningún proletario con conciencia de clase despreciará a otro por su procedencia, cultura o religión. Las consecuencias de la política imperialista (guerras, migraciones, hambre, enfermedades, etc.) son manipuladas por el capital con la intención de evitar la solidaridad y unión entre pueblos oprimidos y clases explotadas.

Memoria. La memoria de quien nos ocupó/explotó y ocupará/explotará será una verdad absoluta si no se le pone remedio eficaz. No es casualidad que dejen gestionar lo económico, lo político, social y cultural a quienes en la práctica actúan como sus cipayos políticos. Sin organización e independencia de clase volveremos a los tiempos pasados y a la imposibilidad de construir el Estado Socialista Vasco.

Reconocimiento. Relato de lo que ha ocurrido en más de medio siglo en Euskal Herria. Es decir, el reconocimiento de la orgía de la ocupación y explotación de Euskal Herria y su clase obrera. Tienen que reconocer Francia y España, así como sus cipayos políticos, el dolor causado a Euskal Herria, a su pueblo en general y a su clase obrera en particular.

Política penitenciaria. Pretenden “un modelo vasco basado en la reintegración y resocialización”. Nosotras y nosotros lo definimos como la línea política del enemigo para con los presos y presas políticas vascas. No hay política penitenciaria sino la política de nuestro enemigo y, además, en el peor de los escenarios para luchar: la cárcel.

No hay ningún camino intermedio ni concesiones cuando de los presos/as políticos/as vascos/as, de Euskal Herria y de su clase obrera se trata.

Amnistía total

Por la Independencia y el Socialismo

Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión