Comunicado leído en las manifestaciones del Mobilizazio Eguna en las capitales

Publicado el Sáb, 30/05/2020 - 21:55

20 días después Patxi sigue en huelga de hambre indefinida, y 12 de esos días, en huelga de sed. Patxi ha estado muy cerca de la muerte, y si la situación no cambia la muerte seguirá esperándole.

La lucha de Patxi no responde a una situación puntual, porque su situación es el reflejo de todo un sistema. ¿Qué son las cárceles, más que la realización del terrorismo de estado? Patxi lleva 18 años en la cárcel, y en ese tiempo ha sufrido torturas, navajazos, amenazas, insultos, aislamiento, dispersión y un largo etcétera. No han podido doblegarlo antes. Ahora se encuentra físicamente débil, pero políticamente tan fuerte como siempre, tan digno como siempre.

La situación de Patxi tiene responsables políticos, empezando por todos los partidos institucionales, y terminando en los carceleros. Desde los jueces de vigilancia penitenciaria hasta los médicos de las prisiones. Desde los medios de comunicación del sistema que blanquean la violencia contra los presos y presas hasta los pseudo pacifistas a sueldo que criminalizan la respuesta popular.

Las reivindicaciones de Patxi son legítimas y concretas: fin de los ataques contra presos y presas y asunción de responsabilidades, traslado de los presos y presas políticas vascas a Euskal Herria, y acercamiento a sus hogares del resto de presos políticos.

Pero si algo positivo nos ha dejado Patxi en estos 20 días, ha sido el haber convertido una dignidad como la suya en inspiración para el movimiento popular. Patxi ha puesto en marcha a un pueblo que estaba parado en un momento en el que como consecuencia del estado de excepción encubierto, habían hecho desaparecer todos nuestros derechos políticos.

El Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión tiene claro que la victoria política de Patxi es ya absoluta. Sabemos que la cárcel quería castigar al pueblo por medio del militante ejemplar que es Patxi, y lo único que han conseguido es activar a ese mismo pueblo que querían muerto. Tome la decisión que tome, a Patxi nunca le faltará nuestro apoyo. Ahora nos toca estar a las malas. Esperamos poder estar pronto a las buenas. Jo ta ke irabazi arte! Beti zurekin! Gora Patxi!