Carta del preso político vasco Dani Pastor al hilo de la manifestación por la amnistía


Desde la cátrcel de Puerto III Publicado el Vie, 29/11/2019 - 10:27

HURRA, MOVIMIENTO POPULAR (16-11-2019)

 

Kaixo lagunok,un año más los presos políticos somos conocedores de la ya consolidada manifestación por la AMNISTÍA del movimiento antirrepresivo vasco. Un año de nuevo es un placer poder dirigirme a vosotros para transmitiros ánimo y fuerza de este voluntario vasco encarcelado a 1000 Km de Euskal Herria.

Han pasado unos años desde el inicio de vuestra actividad organizativa antirrepresiva, y en estos momentos donde las contradicciones del Estado Español se agudizan, lo correcto y acertado de vuestros análisis politicos son de contrastada actualidad.

El fascismo españolista con el cual llevamos “compartiendo” su cultura desde hace más de medio siglo, resistiéndolo en todas sus formas legales y menos legales, con más o menos violencia, está golpeando al pueblo catalán con todas sus herramientas represivas, y allí la AMNISTÍA resuena con gran vitalidad .

Hoy, después de tanto ataque infantil, falto de carácter, de los sectores menos ideologizados del chovinismo pequeño burgués, la demanda de la Amnistía resuena en todos los rincones de la Península Ibérica, en las naciones vasca, catalana, gallega, en el combativo Madrid antifascista, etc… Poniendo en su justa relación política el proceso democratizador que pasa por la Autodeterminación; el respeto por la organización y desarrollo de las fuerzas populares; la libertad sin condición ni cesión de TODOS los presos políticos vascos, catalanes, comunistas; con la AMNISTÍA en definitiva, de todos los represaliados en luchas de liberación nacional, por los derechos sociales de las masas populares, etc…

La lucha por la Amnistía, como creo lógico, tampoco debería relajar la realización de campañas más inmediatas como la necesaria y urgente por la excarcelación de los presos enfermos; el fin de la dispersión; la denuncia de la legalidad vigente que mercadea y vende progresos penitenciarios a cambio de imposiciones ideológicas y legitimación del castigo al disidente, etc..

Sé que no os está resultando sencillo realizar vuestro trabajo en las circunstancias en las que se encuentra Euskal Herria, que como todo lo nuevo en las mismas, se ve enfrentado a múltiples problemas y obstáculos que gracias a la crítica y autocrítica dote de mayor vitalidad al movimiento orgánico, o eso creo. Es hipócrita imaginarse la lucha por la LIBERTAD con mayúscula, el socialismo y su independencia de la democracia formal y vacía de los Estados Imperialistas, de su capital financiero, con una militancia vacilante, aventurera, con conciliadores y charlatanes, etc; en definitiva, con personas no capaces de asumir la gran carga histórica y personal que dicha lucha y compromiso conlleva.

Podéis estar “contentos”, claro que sí. La dialéctica histórica nos ha llevado una vez más a desenmascarar las influencias pequeño burguesas infiltradas en el Movimiento de Liberación Nacional Vasco, a desacreditar con los casos concretos conocidos como con sus abstracciones más idealistas ilustradas, los argumentos falaces y mezquinos que señalaban entre otras lindezas:

  1. El error de pedir la amnistía porque con ella los vulneradores de los DDHH al servicio de España quedaban impunes.

  2. Que tanto los que elijan las vías individuales y leyes del enemigo como los que no lo hagan, estarán amparados bajo el mismo paraguas (solo que estos últimos se quedan “de facto” en la puta cuneta… eso sí, porque ellos quieren claro).

  3. Etc-s varios… De estar tan preocupados en juzgar y condenar a los “delincuentes” del Estado, estarían más cerca del lado revolucionario que en el seno conciliador “socialdemócrata” (término descatalogado en la actualidad).

Pretender cambiar la realidad material y sus leyes internas: las estructuras económicas, militares, judiciales, políticas, sociales, y culturales; que oprimen a las distintas naciones de la Península Ibérica, a su clase trabajadora, con concepciones metafísicas (aislando la parte del todo) propias de los sectores intelectualoides salidos de las academias sociales y políticas, desideologizados, vacilantes y timoratos, es como intentar sacar el agua de un cubo con una espumadera… de esta manera de análisis burgués es de la que debemos permanecer en alerta y vigilantes.

Para ello, como de nuevo nos está demostrando el contexto catalán en la actualidad, entre otros , es indispensable el fortalecimiento de los organismos populares como el vuestro, el antifascista, el juvenil, socialista, la organización feminista, etc; vigorizar sus principios o postulados revolucionarios y desenmascarar todo intento conciliador con el fascismo monopolista del Estado Español. En esa dirección sin descuidar vuestro desarrollo particular, la unidad fraternal y de acción con los compañeros de Madrid, Andalucía, Galicia, Asturies, Cantabria, Cataluña, Castilla, etc, como se hizo en las jornadas organizadas por el Movimiento antirrepresivo de Madrid son un motivo de esperanza e ilusión, síntoma de la superación de hábitos propios de mentes estrechas.

Sin ese movimiento popular fuerte, solo humo y frustración pueden esperar las masas por parte de las burguesías nacionales; sólo retroceso de sus derechos y represión cuando se movilicen por los mismos. No quisiera extenderme mucho más. El dia en el que las calles vascas vuelvan a gritar AMNISTÍA, estaré de nuevo junto a todos vosotros ayudando a desenterrar la reivindicación política que nunca debiera haberse sacado de la trinchera ideológica que enfrenta a los pueblos de las naciones oprimidas con los verdugos del capital y sus Estados. GORA EUSKAL HERRIA ASKATUTA!! GORA EUSKAL HERRIA SOZIALISTA!! ¡¡AMNISTÍA PRESOS POLÍTICOS Y REPRESALIADOS POLÍTICOS!! JO TA KE AUTODETERMINAZIOA TA AMNISTIA LORTU ARTE!!