Ante el juicio sobre los incidentes de Iruñea

Publicado el Mar, 22/05/2018 - 00:27

Hoy ha empezado el juicio contra 4 gipuzkoanos en la Audiencia Nacional española, acusados de hacer frente a los atacantes de los disturbios generados por la policía nada más comenzar la manifestación organizada por la dinámica 'Errepresioaren aurrean autodefentsa' el 11 de marzo de 2017.

Ante esto, el Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión quiere expresar lo siguiente:

-La versión oficial suele ser mentira, y también en este caso lo es. La policía ha utilizado todo tipo de manipulaciones para juzgar y condenar a estos jóvenes y, junto a ellos, a toda una dinámica.

-Hacer frente a la represión es legítimo y no aceptamos de ninguna manera el monopolio que el Estado quiere mantener para utilizar la violencia. Nos mantienen oprimidos por la fuerza y a lo que ellos llaman paz nosotros le llamamos sumisión.

-La policía ha dicho que estos 4 jóvenes son miembros del Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión (ellos nos llaman ATA porque les parece un nombre más adecuado para criminalizarnos). Nosotros no le debemos ninguna explicación a la policía, sí en cambio a Euskal Herria. La actividad política de nuestrxs militantes es pública, y entre los impulsores de esas actividades no se encuentran estos jóvenes.

-No es verdad que la de aquel día fuera una manifestación del Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión. Este movimiento solo era uno más entre diferentes convocantes. Aún así, queremos defender con claridad la legitimidad de aquella manifestación y la respuesta modélica que el pueblo dio ante el ataque de la policía.

-Los incidentes no se produjeron porque era una manifestación no comunicada. Se le comunicó al pueblo y era público que se llevaría a cabo. No se le comunicó a la Delegación española en Nafarroa, eso es cierto, como también es cierto que otras veces han prohibido las manifestaciones comunicadas a la Delegación.

-Estamos acostumbradxs a escuchar que deben dejar libres a las personas a las que quieren castigar en los distintos juicios porque “las acusaciones no son ciertas”. Nosotrxs queremos decir que nos da igual si es cierto o no lo que se les imputa, ya que eso queda en manos de la defensa jurídica, pero a nivel político y sin lugar a dudas, si hubieran sido ellos exigiríamos igualmente su libertad, porque las únicas víctimas que hay aquí son Euskal Herria y su clase trabajadora, y los victimarios son los Estados español y francés y sus sucursales autonómicas.

En Euskal Herria, a 21 de mayo de 2018.

Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión.