Ante el ataque sufrido por el autobús de familiares


Los amigos de Javi Gallaga también sufrieron un percance de camino a Córdoba Publicado el Dom, 29/07/2018 - 17:53

Ante el ataque sufrido ayer por el autobús de familiares de presxs políticxs en Algeciras, el Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión quiere mostrar su rabia, y al mismo tiempo hacer llegar su solidaridad a lxs presxs y a sus familias.

Una vez más, el fascismo españolista se ceba con el eslabón más débil de la cadena, y quiere condicionar a lxs familiares de quienes están secuestradxs para que no pongan ni un solo pie en aquellas tierras en las que están lxs presxs, tratando de conseguir mediante el ataque directo lo que no han conseguido mediante la distancia.

Sin embargo, ataques como el de ayer no son fruto de las ideas surgidas en las podridas cabezas de unos simples energúmenos, sino una acción impulsada indirecta pero conscientemente por los poderes fácticos del fascismo. Algunos de una manera más tranquila (PNV, PSE, Deia, EGI...), otros de forma absolutamente visceral (PP, C's, Libertad Digital, La Razón...), pero todos alimentan de manera constante la idea de que “son lxs presxs lxs únicxs responsables de su situación”, criminalizándoles y pidiendo su arrepentimiento.

En el Estado español son muchos (y en Euskal Herria no son pocos) los que piden la pena de muerte para lxs militantes políticxs vascxs, son muchos los que defienden las torturas y a los torturadores, son muchos los que piensan que el terrorismo de estado es legítimo. Los partidos institucionales no reconocerán nunca que esto sea así, pero ellos son los que con sus discursos impulsan estas actitudes. Para ello, es suficiente desfigurar la realidad mediante mentiras y medias verdades y blanquear la violencia institucional a la vez que la disfrazan de legalidad. Es suficiente ocultar la opresión histórica sobre los pueblos y las consecuencias de la barbarie del capitalismo.

Llegando a este punto, debemos destacar que la lucha por la liberación de Euskal Herria también ha encontrado solidarixs en el resto de pueblos que viven bajo la bota de los Estados español y francés, desde Andalucía hasta Bretaña, y eso ha sido posible gracias a haber generado la conciencia del oprimido. Esa será también de aquí en adelante la forma para seguir recibiendo solidaridad: explicarle a todo el mundo que lxs represaliadxs políticxs no son terroristas sino militantes que han luchado por la libertad y contra la opresión. Porque son gudaris, ¡amnistía!

Los amigos de Javi Gallaga sufrieron un percance en el camino.

Por otro lado, los amigos que iban a visitar ayer al preso político de Algorta Javi Gallaga en la cárcel de Córdoba (a 789 kilómetros de Algorta) sufrieron un incidente cuando les reventó una rueda del vehículo en el que viajaban. Pudieron seguir el viaje y llegaron a tiempo a la visita.

Aún así, nuestro movimiento quiere denunciar que las condiciones que el Gobierno del PSOE pone para acabar con la dispersión siguen siendo todavía las mismas que las de la Vía Nanclares: el recado chantajista que hacen llegar a lxs presxs políticxs es el de “arrepiéntete o lo pagarás con la sangre de tus familiares”. Vaya nuestra solidaridad para Javi Gallaga y para sus amigxs y familiares.

En Euskal Herria, a 29 de julio de 2018.

Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión.